Live

Reseña: Machaca en búsqueda de asistentes.

Ayer, sábado 23 de junio, el ya reconocido festival regiomontana Machaca, celebró su 7ma edición, y aunque por varios días en la ciudad regia se vivió un poco de miedo debido al clima en el festival porque entre-semana se vieron varias tormentas de lluvia seguidas, el clima el sábado no puedo ser lo más opuesto… Ni una nube en el cielo pero si un calor intenso que te hacía sudar como si acabaras de salir de bañarte.

Sin embargo, eso no detuvo a gente de varias partes del país a viajar para asistir al evento que por primera vez en su historia diversificó su lineup a favor de la venta, esto luego de que la edición del año pasado se viera con un vació de público tremendamente notorio.

El festival que alguna vez se jactó de ser de rock hispano, este año llenó su alineación, con sí, grandes exponentes de rock hispano como Caifanes, pero también brincó a lo popular con un poco de lo mejor del género urbano como J Balvin y Don Omar, un poco de lo grupero como Intocable y hasta de lo anglosajón con Third Eye Blind y la única fecha en México de Thirty Seconds to Mars.

Y aunque sin lugar a dudas se sintió que este año invirtieron muchos más esfuerzos en la calidad de experiencia de usuario dentro del evento, aún así hubo algunas fallas, como el tener 1 única zona de comidas que hacía que los aproximadamente 40 mil (asistentes reales) se amontonaran en un sólo rincón del Parque, y peor, ¡que no encontraran donde sentarse con su comida! De hecho, pudimos observar a varios que en su lugar optaron por comer parados.

Aunque los sets se retrasaron por aproximadamente 15 minutos cada uno, todos los artistas cumplieron, sólo tenemos 1 queja: Thirty Seconds To Mars

Si tuvieron la oportunidad de ver a la banda la última vez que vinieron a nuestro país en 2014 y la vieron de nuevo anoche seguro se dieron cuenta de unas cuantas diferencias.

La banda de rock ha desaparecido, para dejar paso al popular sonido rock-pop electrónico que cargan con su nueva música, ahora eso no es para nada malo, el problema reside en que al parecer la banda (ahora de 2 miembros porque Tomo Millcevik salió oficialmente del grupo hace unos días) la banda no logra sacar un espectáculo con naturalidad con su nueva música, mientras sólo hay 1 elemento en el escenario (la batería de Shannon) Jared Leto pareciera no saber que hacer con tanto espacio, pues durante 1 hora y medio hizo exactamente el mismo paso de baile una y otra vez, con espacio incómodos donde sólo sonaba la pista con música electrónica y el vocalista bailaba.

Ahora, la banda sube a MUCHA gente al escenario, pero lo hace tantas veces durante el show, que ya para la última vez que dice que va a subir alguien al escenario no puedes evitar pensar… ¡¿ooootra vez?!

Definitivamente, el puesto de headliner le quedó MUY grande a Thirty Seconds to Mars.

Por otro lado, el público no miente, los sets que se llevaron el día sin duda alguna fueron Moderatto, Don Omar, Mon Laferte, y el que pareció ser el verdadero headliner de la noche… ¡J Balvin! Quien con un show impresionante que incluyó pirotecnia y una multitud GIGANTEZCA de público corono la noche llena de baile.

Sin lugar a dudas fue una de las mejores ediciones de Machaca que hemos vivido hasta ahora, creemos que la promotora hizo bien en invertir más en la experiencia ajena a la musical dentro del festival y si sigue haciéndolo irá cada vez en mejor camino, PERO, tenemos que hablar de su incongruencia con la asistencia de la gente…

Todo empezó cuando el festival claramente hizo ajustes luego de la mala edición del año pasado, y fue en diciembre cuando lanzaron varias notas en diversos medios donde anunciaban que el festival sería de ‘cupo limitado’ para ofrecer en teoría una mejor experiencia a los asistentes, porque (según dicen las notas) preferían tener asistentes de calidad en vez de cantidad (Ooookey) y que sólo sería para 40,000 personas, PERO luego en abril anunciaron en redes que sería para 70,000, ¿qué paso con los 40,000 y la calidad?

Seguido a esto anunciaron este mes de junio en redes que quedaban menos del 10% de boletos y que estaba a punto de ser sold out, pero, ¡¡ese anuncio duró 2 semanas!! Y llegó el día del festival y nunca se agotó… Incluso hubo momentos del evento como con Caifanes, donde podías ver un espacio bastante vacío… ¿entonces qué pasó en realidad?

Como parte del crecimiento del festival, quizá sería mejor que en la siguiente edición se enfocaran más en una comunicación congruente y no en la imagen con la que pretenden engañar a su público.

Reseña: Machaca en búsqueda de asistentes.
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top